El maestro que no daba respuestas…


Tradicionalmente se espera que un buen maestro sepa todo de todo. Y que resuelva nuestras dudas y nos de todas las respuestas. Y claro este sistema es cómodo para el estudiante y su familia. Pues obtendrá los conocimientos básicos sobre un tema. Pero también limitará sus aprendizajes algo que el docente esté dispuesto a compartir. Obviamente los errores de concepto los heredará y portará ahora las tendencias de pensamiento del maestro. Condenándote así a ser un aprendiz perpetuo y discípulo de los demás.

El maestro destacado no da respuestas, más bien plantea más preguntas que soluciones. Estimula la curiosidad del estudiante y lo obliga a establecer hábitos, métodos y conductos de estudio e investigación. En un mundo tan apresurado como el nuestro es indispensable aprender a construir nuestro propio conocimiento, por medio de dirigirse a diferentes actores del quehacer educativo. El maestro que logra que un grupo entero “persiga” por los pasillos de la escuela al colega de matemáticas, está creando en esos alumnos algo más importante que el conocimiento… Está creyendo interés. 

Tal vez las clases que construyen conocimientos se alejen del estereotipo de una “buena clase”. Comúnmente empiezan con una pequeñísima introducción sobre el tema, seguido de una lluvia de ideas del conocimiento que tiene los alumnos y termina con una pregunta, que el maestro no responderá. Aquí el alumno se enfrenta al reto de construir… Crear conocimiento … De independizarse del sistema educativo y convertirse en su propio instructor. 

Los alumnos con pereza mental se encuentran en un problema en este punto del partido. Comúnmente tendrán quejas y reproches. Pero deben recordar que el sistema tradicional creea mano de obra barata destinada a obedecer y reproducir un sistema y el maestro que no da respuestas busca personas pensantes, independientes, líderes de opinión, pero sobretodo, constructores de su propio conocimiento. En pocas palabras se trata de “enseñarles a pescar en lugar de darles un pescado”.

Esto lo aprendí de… un maestro que no dan respuestas 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s